viernes, 10 de junio de 2011

Caladora




La sierra caladora es una herramienta de corte eléctrica portátil, que permite cortar con precisión ciertos materiales, con cortes rectos, curvos, biselados. El tipo de corte que se obtiene con la sierra caladora depende de la hoja que se emplee.


Una sierra caladora es una máquina portátil eléctrica, que permite cortar con precisión varios materiales, como madera, enchapado, aglomerado, melamina, PVC, vidrio sintético, cartón, cuero, aluminio, zinc, poliestireno, corcho, fibrocemento, acero, etc.

Además permite hacer todo tipo de corte: curvo, derecho, biselado.

La sierra caladora está compuesta por un motor eléctrico con una potencia entre 300-750 watts, y posee una lámina con movimiento oscilante de arriba hacia abajo.

El tipo de corte de la sierra caladora está dado por el tipo de hoja que se emplee. Las de dientes grandes dan un corte alternado, sirven para maderas y derivados, en tablas de hasta 60mm.

Dientes medianos, dan un corte preciso y fino, para todas las maderas, placas y materiales plásticos. Una hoja ondulada, brinda un corte recto, para metales ferrosos.

Dientes finos, dan un corte fino, para contornear curvas cerradas en madera. Dientes muy finos: para cortar materiales blandos y no ferrosos. Dientes extra finos, para cortar metales.

Cómo cortar con sierra caladora:

• Trazar la línea de corte a seguir.
• Fijar la pieza para evitar su movimiento.
• La cuchilla de la sierra caladora tiene dirección ascendente, por tanto, el corte más nítido está en la zona de abajo. Por tanto, debemos poner la pieza del revés, para asegurarnos que la pieza quede más prolija del derecho.
• Para realizar el corte recto, podemos usar la guía paralela de la máquina, o colocar una regla sólidamente fijada.

• Para hacer cortes circulares, usamos la guía especial, o podemos ajustar una varilla a la ranura de la guía, ligada a la varilla que está en el centro del círculo a recortar, que sirve como compás de vara.

• Siempre debe cortarse sobre la parte desechable del corte, de modo que cualquier excedente pueda eliminarse con un cepillo, escofina o por pulido.
• Para cortar plástico, emplearemos velocidad reducida, para evitar que el calor derrita el plástico.

• Para el corte, se utiliza un ritmo regular a velocidad intermedia, sin ejercer presión, ya que esto altera el corte normal de la hoja, forzando la máquina.
• Adaptar la velocidad de corte de acuerdo al material.

• Emplear siempre hojas en buen estado, adecuadas al material a cortar.

• Para calar superficies frágiles sin riesgo de rayarlas, colocamos cinta de enmascarar en los pies de la sierra caladora.

• El corte de cerámicas se hace con una hoja de carburo a velocidad lenta, sin forzar la máquina.

• En cortes de grandes superficies, es necesario interrumpir frecuentemente la tarea para refrescar la hoja de la sierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada